En los últimos años, la configuración clásica de la familia está consiguiendo trascender y adaptarse lentamente al nuevo contexto social. Y es que ¿cuántas veces hemos escuchado que vivir con una mascota es bueno para nosotros? Ahora más que nunca, se han convertido en nuestros mejores amigos y aliados. Puede que aún no lo sepas, pero tienes mucho que agradecerles…

Las personas que tienen mascotas deberían de estar conscientes de los beneficios físicos y emocionales de tener un animal en la vida. De acuerdo con una investigación científica, publicada en la revista BMC Psychiatry, convivir con un animal puede ayudar a las personas que sufren de problemas psicológicos graves, como depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar o síndrome de estrés postraumático.

Asimismo, varios estudios afirman que nos ayudan a combatir el estrés. Científicos de la Universidad deWashington presentaron un afirmaron que, además de mejorar el estado de ánimo de las personas, “las mascotas realmente producen beneficios fisiológicos para aliviar el estrés”. Llegaron a comprobar que con tan solo 10 minutos junto a una mascota, puede tener un impacto muy significativo en nosotros.

¿Por qué? Porque las mascotas ayudan a que las personas gestionen sus emociones y ofrecen una distracción de sus problemas. Tener alguien que te dé amor incondicional puede aliviar los sentimientos de preocupación, angustia y soledad. Asimismo, al interactuar con gatos y/o perros, existe una reducción considerable cortisol, la hormona de que ocasiona el estrés.  Además, los dueños de mascotas afirman que sus animales los obligan a salir de la casa y ejercitarse, interactuar con los demás y crear lazos estrechos con su comunidad.

Queda claro que la mejor opción para desconectar, relajarte y liberar tensiones, siempre es pasar tiempo con tu mascota: pasear, jugar, o simplemente acariciarlo (pues ocurre the pet effect –el efecto mascota-, el vínculo humano-animal de beneficio mutuo entre las personas y los animales, la cual tiene un impacto positivo en la salud y el bienestar de ambos).

 

¿Elijo un gato o un perro? “Yo me inclinaría por los perros, pues son muy empáticos. Si alguien está luchando o sufriendo por algo, saben cómo comportarse y ser amorosos”, afirma el Dr. Arturo Cortés, del Hospital Veterinario Durango. “Su atención se centra en la persona todo el tiempo”. Ahora bien, “los gatos son más autosuficientes que los perros y no requieren de tanto esfuerzo. Aunque también se ha comprobado que acariciar a un gato tiene un efecto calmante sobre su dueño“, agrega el doctor.

Si pudiéramos resumir las razones por las que te recomendamos tener una mascota, serían:

  • Empatía: es más fácil empatizar con un animal, sobre todo para los niños, que con otra persona.
  • Enfoque exterior: Los animales ayudan a que las personas con algún tipo de enfermedad mental, depresión, baja autoestima, etc., se olviden de sus problemas.
  • Relaciones: La presencia de un animal puede ayudar a romper la resistencia de cualquier persona a establecer una buena comunicación con alguien.
  • Aceptación: Los animales tienen una manera particular de aceptar a las personas sin calificarlas. La aceptación por parte de un animal no admite ningún tipo de juicio.

Si tienes la suerte de poder llevarte a tu mascota al trabajo, notarás una reducción del estrés laboral y una mejora en el rendimiento de todo el personal de la oficina. ¡Puras ventajas!

Definitivamente, ¡tu perro o tu gato puede resultar como tu mejor terapia!

Si estas pensando en integrar un peludo a tu familia y además cambiarle la vida echa un ojo a estas cuentas de IG: @adoptist en México y @lasmuyperras en España.

siclo
Siclo author: this will be de description from the author

    You may also like

    Leave a reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    More in Diviértete+