Si eres seguidor del yoga, seguramente estás muy familiarizado con el término “saludos al sol“; esta serie de 12 movimientos realizados por lo general al inicio de la práctica de forma dinámica y que están sincronizados con la respiración. Cada una de las posturas del Surya Namaskar (su nombre en sánscrito) están concebidas para estirar la columna hacia adelante y hacia atrás alternativamente, dándole flexibilidad y aportando un gran número de beneficios al cuerpo, mente y espíritu.

Si no tienes tiempo suficiente para una sesión completa de una hora de yoga todos los días o si crees que no eres lo suficientemente flexible y apto para esta actividad, los saludos al sol son una excelente manera de mantener tu práctica activa y de obtener todas las virtudes que ofrece.  

Celia Krieger, instructora de YO, nos ayudó a enlistar un par de beneficios de los saludos al sol para que te animes a incluirlos en tu rutina. Créenos, al leerlos ¡los querrás hacer todos los días!

  • Calientan al cuerpo. Es un ejercicio muy completo que involucra muchas articulaciones. Los movimientos son sutiles pero lo suficientemente fuertes para calentar las cadenas musculares del cuerpo entero. Asimismo, al realizarlos se activa el sistema respiratorio y el circulatorio.
  • Estiran y hacen más flexible al cuerpo. Las posturas favorecen el alargamiento y fuerza de músculos y extremidades. Mantiene fuerte y flexible la columna vertebral y aumenta la coordinación en los movimientos.
  • Te ayudan a sentir tu respiración y poderte concentrar. Recordemos que esta serie de movimientos deben de estar sincronizados con tu respiración. Al momento de inhalar, realizas un movimiento. Al momento de exhalar, realizas otro y así sucesivamente. El ejercicio físico acompañado del ejercicio respiratorio conducen a la concentración y control del prana (término en sánscrito que significa energía vital).
  • Fortalecen la espalda y brazos“.  Ayuda a desarrollar la masa muscular y tonificar, sobre todo estas partes del cuerpo, pues están muy involucradas en este serie de movimientos.
  • Te ayuda a conectarte con tu intención y a mantenerte presente. La secuencia perfectamente diseñada de asanas (posturas) sincronizadas con la respiración consciente te permite desconectarte del exterior y estar solamente en contacto con tu interior.
  • Ofrecen una profunda dimensión espiritualEn la tradición védica el sol es un símbolo de la consciencia. Para el hinduismo, la energía solar es poderosa, purificadora, creadora y luminosa. Esta práctica es una simboliza un agradecimiento a este astro, por lo que te ayudará a cultivar sus cualidades en tu corazón y conectando conscientemente con tu propia luz.

¿Cuándo hacerlos? El saludo al sol se pueden practicar en cualquier momento, porque un ciclo de 12 pasos realizados una vez no te debería llevar mucho tiempo. Si quieres realizar más de uno, es recomendable que los hagas para calentar para hacer una sesión de yoga. Es normal realizarlos al levantarte y en las mañanas, pues el momento en el que está saliendo el sol. Recuerda que uno de sus objetivos es dar gracias por el nuevo día.

¿Cómo hacerlos? El saludo al sol se compone de 12 de posturas de lo más sencillas. Para que te sea de los más claro, te invitamos a ver la clase tutorial de saludos al sol de Celia que está disponible en nuestra app Síclo+.

siclo
Siclo author: this will be de description from the author

    You may also like

    Leave a reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    More in Cuídate+