¿Te ha pasado que tienes muchas cosas por hacer, un reporte que entregar o mucha tarea acumulada, pero parece que hasta porque pasa una mosca, te distraes

Este es un problema muy común entre todos, sobre todo ahora que pasamos mucho tiempo con nuestros celulares e inmersos en las redes sociales. Tal parece que en un abrir y cerrar de ojos perdemos horas y horas solo con checar Instagram o Twitter. ¡Es hora de luchar contra estas distracciones!

Afortunadamente existen varios métodos que te pueden ayudar a concentrarte y ser más productivo en el día a día. Si bien una parte es la fuerza de voluntad, también hay algunas acciones y herramientas que tal vez no conocías y puedes emplear para crear un nuevo hábito y no mortificarte pensando en que no te dará tiempo de nada.

De acuerdo con Nir Eyal, autor del libro “Indistractable: How to Control Your Attention and Choose Your Life” puedes iniciar haciéndote algunos cuestionamientos para encontrar el verdadero problema de tu dispersión y posterior a eso utilizar algunas unas herramientas o aplicaciones que te simplifiquen y ayuden a planear mejor tus actividades.

Primero que nada tienes que aprender a identificar los factores internos, aunque existen unos externos, como un ruido en la calle o la notificación de tu celular. Muchas veces lo que realmente se busca es escapar de una emoción o sensación de incomodidad ante algo, así que es importante que te preguntes ¿cuál es el disparador interno? ¿De qué intento escapar? Solucionar estas batallas te ayudarán a despejar más el panorama y enfocar tu energía en cosas más sanas… como el trabajo tan importante a entregar, por ejemplo.

Otra tarea interna es jerarquizar tus acciones y también tus distracciones. Si ya sabes que las redes sociales (salvo que no sean para trabajo) son una distracción, hazte consciente de que no tiene nada de malo checar tu red favorita de vez en cuando, simplemente tienes que saber cuáles serán esos momentos en los que correrás a verlas, sabiendo que tienes actividades más importantes que hacer.

Sí aun así estás muy disperso, puedes realizar 4  sencillas acciones para dominar las situaciones externas y prevenir la distracción:

  1. Domina tu “yo interno”: Vuelve a imaginarte en torno a la tarea que no puedes realizar, domínate y crea un entorno que sea más agradable y menos abrumador. ¡Motívate! Por ejemplo, en lugar de decirnos a nosotros mismos, “¡No!” cuando nos sentimos tentados por una distracción (que se ha demostrado que aumenta la ansiedad), podemos decirnos a nosotros mismos “Todavía no” y aprender a navegar por el impulso durante unos minutos.
  2. Dedica tiempo a planear tus tareas: Ya sea en un cuaderno, en un bloc de notas o donde más cómodo te sientas. El organizarte con las tareas que ya tienes establecidas te ayudarán a tener orden y control de las situaciones. Tal vez basta con 10 minutos antes de iniciar el trabajo para hacer tu lista.
  3. Desactiva las notificaciones en tus dispositivos: Salvo que sea una emergencia, intenta limitar las reuniones innecesarias, controla notificaciones en tu correo electrónico y crea horarios para dedicarte específicamente a una tarea.
  4. Utiliza alguna aplicación que te ayude a concentrarte: Hoy en día existen aplicaciones como Forest que te impiden usar su teléfono hasta que haya pasado un tiempo preestablecido o hay sitios como FocusMate que te emparejan con otra persona para que puedan concentrarse mutuamente.

Es cuestión que te decidas a crear nuevos y saludables hábitos para tener más tiempo para ti. Recuerda que complementar esto con una buena alimentación, actividad física y buena hidratación te ayudarán a lograr más cosas y de esta forma podrás ser esa persona enfocada y productiva que siempre has querido ser.

 

siclo
Siclo author: this will be de description from the author

    You may also like

    Leave a reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    More in Conócete+